DC Transition .org
Pathways to the Future For Youth with Disabilities
Search
Resources by Topic Success Stories News & Events Get Involved Gallery Library

Listen to this page using ReadSpeaker

Success Stories >> El Cuento de Sterling Henry

Sterling Henry's Photo El señor Sterling Henry se graduó del Cardozo High School en Washington, D.C. donde terminó en el 10 por ciento superior de su clase y fue ingresado en el Nacional Honor Society (Sociedad Nacional de Honor). Sus logros académicos son aún mas impresionantes porque tiene ambos dislexia y disgrafía, que le dificultan el leer y el escribir significantemente. Para Sr. Henry su principal interés es la historia mundial y también le gusta la literatura clásica, como The Dogs of War (Los Perros de la Guerra) y American Psycho (Psicótico Americano). Sr. Henry está asistiendo corrientemente a Landmark College en Vermont, que es uno de las universidades acreditadas en los Estados Unidos diseñada exclusivamente para los estudiantes con dislexia, desorden atención déficit e hiperactividad (AD/HD), u otros discapacidades específicas relacionadas a aprendizaje. Sr. Henry tiene una recomendación con tres partes para los padres de niños con discapacidades: 1) Ayúdenlos. Díganles que son inteligentes y que pueden lograr lo que quieran. 2) Léanles para darles educación y cultura. 3) Soliciten ayuda de la RSA (Administración de Servicios de Rehabilitación) para tecnología y recursos disponibles.

Consejo de Sterling a estudiantes:

Váyanse a clase. Asegúrense que el maestro le conoce y sepa cuando tengan problemas. Obliguen que presten atención a los problemas. Siguen con sus preguntas. Soliciten ayuda cada vez que lo puedas conseguir. No importa como consigue la ayuda con tal de que lo reciba.

Comprendiendo Discapacidades de Aprendizaje e Inteligencia

Muchos de los éxitos de Sterling vienen de su creencia in sí mismo. Cuando era muy pequeño, la gente me dijo que no debería de decirle que tenía una discapacidad de aprendizaje, pero yo pensé que eso no tenía sentido. Yo tenía que decirle porque él sabía que algo estaba malo…él simplemente no sabía que tenía. Cuando yo le dije en el segundo o tercer año, él me miró como dijera – ¡Está bien! Eso es. Yo no soy estúpido. —Yo intenté dárselo a su nivel, y eso le habilitó lentamente pero seguramente articular cuales fueron sus problemas en el aula y pedir los tipos de cosas que necesitaba. Pero más importantemente, él nunca se rindió, porque él entendía que había una razón porque tenía tantas dificultades. Si los niños solamente sienten las dificultades y los fracasos y no tienen una comprensión verdadera del por qué, se rinden.

    Sterling comenta: --Alguna gente dice que mi experiencia es una historia potente, pero para mí no más me sentía normal. Todos deberían de recibir la ayuda y el apoyo que recibí yo. No es verdaderamente fuera de lo común. Tenía como ocho años cuando me di cuenta que algo no estaba bien. Otros estudiantes estaban aprendiendo a leer. Yo no podía y estaba enojado. ¿Ahora? Todavía estoy frustrado y enojado.

Ambos teníamos fe en su inteligencia. Él se obsesionó con animales cuando era pequeño. Yo recuerdo señalando a un ornitorrinco y le pregunté—Sterling, ¿qué es eso?—Dijo—Es un monotrema. ¿Tú sabes, un mamífero que pone huevos? Es pariente de un equidna. —Él me estaba mirando como si fuera tonta por no entender el significado del término –monotrema.

Haciéndome una Experta

Para mí ha sido un proceso de aprendizaje desde el principio hasta el fin. En el principio, uno no sabe que es lo que uno no sabe, así que uno se fíe en los expertos. Uno solamente puede articular lo que uno observa con su hijo, pero uno no conoce las palabras técnicas. Cuando él estaba en el primer grado, traté de explicarle a su maestra—Él sabe todas sus letras y sus sonidos, pero nunca los pone juntos. —Los maestros continuaron a decir—Basta de preocuparse con él, Mamá. Él desarrollará. —Hasta hoy día nadie en el sistema escolar ha dicho—Sterling es disléxico. Sterling es disgráfico. —Yo soy la que les digo de mi lectura, mi investigación, mis observaciones y trabajando con Sterling constantemente año tras año y probando cosas con él. Yo les digo a ellos como se manifestará en el aula.

Yo no tengo un título, así que tal vez no querrán escucharme, pero tengo una personalidad fuerte y confiada, así que yo insisto a que me escuchen. No me rindo y empujo, pero de una manera respetuosa. La gente en las escuelas no tiende a ser especialista. Yo tengo que hacer que me acepten como la especialista en mi hijo y lo que necesita. Yo digo a los padres—Primero, tiene que conocer a su propio hijo; después tiene que aprender la discapacidad de su hijo y que impacto tiene en su hijo. —Yo sé que eso suena como que sea mucho que hacer, pero es posible hacerlo.

Cuando Sterling tenía seis meses, una doctora me dijo algo que se ha hecho mi lema. Él era muy prematuro y severamente retrasado en su desarrollo entonces. Ellos tomaron un CAT ultrasónico del cerebro de Sterling, y me avisó la doctora—Ahora, Madre, no se preocupe como aparece la foto. Mire al hijo. Manténgase enfocada en el niño. —Así que no me preocupo por las descripciones. Simplemente manténgase enfocado en lo que necesita el niño individual. Si hiciéramos eso para cada niño, estaríamos haciendo mucho mejor en este sistema escolar.

Discapacidades Invisibles

Esto comenzó con sentarme y observar a mi hijo y dejándolo tomar la delantera en haciendo cosas. Comenzó con haciendo cosas que yo sabía que no le gustaba nada. Yo pondría un folleto de composición en frente de él, le daría un lápiz, le dictaría, y le diría—Simplemente escribe lo que crees que escuches. —Eso me llevó a ver cuales fueron sus problemas verdaderos, que, uno, él no estaba escuchando lo que yo decía, que después aprendí que era-- conocimiento fonemita--, y dos, no podía escribir, y aprendí un término elaborado por eso también. Así que por practicar ciertas cosas con él e yendo al Internet e yendo a la biblioteca, yo aprendí los términos apropiados para usar cuando me asentaba con los pedagogos. Ellos no pueden escuchar descripciones comunes. Le cae al padre aprender la lengua que puedan comprender los maestros.

Nos enganchamos tanto con los niveles de lectura y escritura. Cuando Sterling se puso tan frustrado con sí mismo, yo le expliqué que cuando yo estaba en la escuela, todo el mundo pensaba que yo era brillante porque podía leer y escribir muy bien. La sociedad tiene un respeto alto por ese tipo de inteligencia. Simplemente porque uno falta ese tipo de poder de la palabra imprimada no quiere decir que no sea tan inteligente como cualquier otro. Solamente sucede que la sociedad es parcial de esa manera, así que tendremos que trabajar tomando eso en cuenta. Muchos de los niños que son discapacitados de aprendizaje son detenidos por ese perjuicio de la sociedad. Si puede leer solamente al nivel del segundo año, le darán solamente trabajo del segundo año. Nosotros no íbamos a permitir que eso le ocurriera a Sterling. Tuvimos que enfatizar eso tiempo tras tiempo, especialmente cuando él estaba en la secundaria. Su falta de habilidad de leer este texto de historia no tenía nada que ver con su habilidad de comprenderlo y después articularlo a usted. Así que es difícil hacer que la gente entienda que una discapacidad de aprendizaje como dislexia y disgrafía—una discapacidad invisible—sea una discapacidad verdadera.

Yo escucho a la gente diciendo que no creen que cierto niño no pueda conseguir su título de secundaria porque solamente funcionen al nivel del tercer año. Lo que de veras quieren decir es que el niño esta leyendo al nivel del tercer año, que es una cosa completamente distinta. Maestros usan la palabra—función—cuando están hablando con los padres, y los padres piensan—Mi hijo no puede lograr más que eso. —Necesitamos de corregir esa falta de comunicación. Uno puede estar leyendo al nivel del tercer año, y uno puede lograr mucho más que eso.

Cuando Sterling estaba en el primer año secundario, le dije al maestro de historia de los Estados Unidos de Advanced Placement (o sea equivalente a una clase universitaria) —Es posible que tenga a mi hijo un día de estos. A él le encanta la historia y está anticipando tomar unas clases de historia AP. Va a ser algo difícil, porque es discapacitado de aprendizaje. —Y él me dijo— ¿Pero si él es discapacitado de aprendizaje, cómo es posible que aprenda algo?—Me encontré explicando muchas veces el hecho que no pudiendo leer algo no quiere decir que no lo pueda entender. Cuando acabó Sterling estaban todos impresionados por su ética de trabajo y el hecho que él verdaderamente entiende todas esas cosas.

    Sterling comenta:--Probablemente mi éxito mayor en la escuela ha sido estando en el diez por ciento superior de mi clase y logrando ser ingresado en la Nacional Honor Society (La Sociedad Nacional de Honor). Pero las cosas que conozco lo mejor, los aprendí por mí mismo, no en la escuela. Me gusta la historia mundial. El período mongol es mi favorito. Ese era un tiempo divertido. Gengis Khan primero tuvo que unificar a los tribus; entonces creó el imperio mas grande que nunca en solamente una generación.

Estableciendo Los IEP (Plan Individual de Educación) y Adaptaciones

Algunas escuelas eran muy buenas para Sterling y otros eran desastres. Él tuvo maestros que dijeron que ni siquiera tuvieron tiempo de leer su IEP (Plan Individual de Educación). Él entró al primer año queriendo ser el Presidente de los Estados Unidos y salió creyendo que solamente podría ser una persona que entregaba pizzas. Pregunté a su maestra si pudiera recomendar a una maestra de segundo año que trabajara con Sterling, y ella respondió—Nadie tendrá tiempo de trabajar con él. —Debería de agradecerla porque ahí comenzó mi radicalización. Nunca tuvimos que usar el debido proceso porque yo discutía bien mi caso y era dispuesta a adaptarme.

Cuando Sterling se iría a un ambiente nuevo, yo trabajaría con la escuela. Cuando él llegó a la secundaria, tuvimos que depender más en los sesiones de IEP. Encontraría al período libre de su maestro e iría a presentarme el primer día de la escuela y hablaría de los problemas de Sterling, y lo que iba a ver en el aula. Yo les daría mi número de mi celular y mi dirección de correo electrónico y pedirles que me hicieran contacto cualquier tiempo que algo surgiera que no comprendían. Me hice experta para que ellos se refieran a mí en vez de al coordinador de educación especial. Ellos tienen que llevar la cuenta de muchos niños y no pueden ser expertos en cada uno de ellos. He tratado de mantener una relación buena con sus maestros, y tendríamos sesiones informales de estrategia cuando surgía cualquier problema nuevo. Las sesiones de IEP incluirían a su asesor, su terapeuta ocupacional, un maestro de educación especial, y otro maestro. Generalmente, yo solicitaba al que yo creía que contribuyera más a la conversación. Yo siempre preparé una especie de agenda para las sesiones. Ocasionalmente yo solicitaba un asesor diferente o distintos maestros si simplemente no estaba funcionando la situación. Padres deben sentirse autorizados a hacer eso. Cardozo tuvo un personal de educación especial más grande que otras escuelas, pero el asesor de Sterling frecuentemente tuvo que ayudar a estudiantes que no se manejaban tan independientemente como Sterling. Maestros calificados en ambas especialidades todavía son un sueño mío.

Cuando Sterling estaba en el noveno año, yo solicité a otro psicólogo a que viniera para observar a Sterling en todas sus clases. Yo ya había hecho eso, pero quería que alguien más lo hiciera también para asegurar que yo había pedido todas las adaptaciones que eran necesarios pedir. Cuando ya terminó, ella habló con varios de sus maestros y escribió un reportaje diciendo que ella no creía que la gente no comprendiera cuanto discapacitado era Sterling:--Él confunde a la gente. Ellos le escuchan hablar con fluidez y no comprenden porque él no puede escribirles un párrafo. Hay que explicarles que ésta es una discapacidad y así es como aparece. Hay que dar a Sterling las mismas adaptaciones que darían a un estudiante que no tiene ni ojos ni manos.

De necesidad, él se ha hecho un estudiante auditivo. Él se sentiría en el frente y se quedaría muy enfocado mientras hablaba el maestro. Él preguntaría mucho cuando terminó el maestro. También tuvo una grabadora digital. Usaron una gran variedad de métodos dependiendo de cuanto tiempo tenían para tratar de eso. Un par de los maestros se quedarían a veces dos o tres veces a la semana y dejaron que Sterling terminara sus preguntas y la tarea. Ellos quisieron ayudarle extra porque él también era dispuesto a trabajar. Algunos maestros le examinaban oralmente, cuando los demás estudiantes estaban escribiendo. La mayoría de los maestros solicitaban a alguien, generalmente el asesor, que viniera a leerle y él dictaría sus respuestas. Ese método tuvo el mejor sentido porque el terminaba al mismo tiempo. Había maestros que creían que no venía de él si él no lo escribía él mismo. Un examen final de Ingles le tomó tres horas para completar, pero su maestro estaba muy emocionado para reportar que había ganado un A. Ocasionalmente, pero no frecuentemente, harían una modificación para él en la tarea actual, como solicitarle que escribiera mitad.

    Sterling comenta:--Yo fui a varias de las sesiones de IEP, pero a veces no entendía todo. Mis discapacidades de aprendizaje dificultan el leer y el escribir, así que en la escuela a veces dictaría mis respuestas y el tiempo para completar mis exámenes no tenía límite. Hubiera sido más fácil si hubiera habido más cosas disponibles. No conseguí tecnología muy útil hasta que fui a la universidad.

Usando la tecnología correcta regularmente en las escuelas ayudaría a tantos estudiantes. Desafortunadamente, la mayoría de lo que consigue el estudiante depende de lo que sepan los padres. En Landmark había personas que conocieran la tecnología mucho mejor y pudieron arreglarlo para él. Ahora él tiene Kurzwell, así que puede escanear documentos y los puede convertir en texto. En la secundaria tenían que hacer otras adaptaciones, como ajustar a sus tareas. Lectura era algo que sí funcionaba en su computadora, algo llamado Read:OutLoud (Leer:EnVozAlta). Por ejemplo sus maestros de ciencia acostumbraban a trasvasar sus notas de la clase en su computadora para que la computadora las leyera. Él tuvo un laptop con software con previsibilidad para palabras, que da un banco de palabras para escoger la palabra apropiada después de las primeras dos letras así que uno no tiene que escribir lo todo. Write:OutLoud (Escribir:AVozAlta) lee a uno mientras trabaje que permite a uno editar por sí mismo.

Otra gran adaptación era Recording for the Blind and Dyslexic (Grabando por los Ciegos y los Disléxicos) proveyendo sus libros de texto. Yo tuve que conseguir sus ISBN y pedirlos porque nadie en la escuela sabía come hacerlo. Hay sistemas más fáciles de usar ahora, que Sterling puede usar gratis por sí mismo. Recording for the Blind and Dyslexic cobra un precio, pero Sterling tiene une especie de beca. DCPS (Escuelas Públicas de Washington, D.C.) tenía un arreglo con ellos por un rato, pero no lo mantuvieron. Tuve que pedir sus libros de texto yo misma. Cuando Sterling comenzó la coordinadora de educación especial no sabía hacer todo lo que debiera. Cuando vino el tiempo para que él tomara sus exámenes para entrar a la universidad, yo fui a su oficina y me senté con ella y la ayudé a rellenar las solicitudes para que él consiguiera las adaptaciones por el examen porque ella nunca lo había hecho antes. El examen de AP (Colocación Avanzada) era un desastre completo—la mujer que supervisó el examen le pidió perdón después. Porque era estadística, ella no comprendía lo que estaba leyendo, y ella supo que ella lo estaba confundiendo.

Navegando La Escuela Secundaria

El éxito de Sterling en la secundaria era muy sobresaliente. Yo quería matricularlo en un junior high school después de que terminó el Prospect Learning Center. Siempre había estado en ambientes pequeños y de educación especial, así que Sterling comenzando la secundaria me aterrorizaba. Alguien de DCPS habló conmigo por más de dos horas para convencerme a permitir que él fuera a la secundaria.

Cuando él recibió su horario, no estaba en orden de secuencia, y el tamaño del texto impreso era pequeñito, así que yo lo mecanografié de nuevo. De repente él me pidió que lo hiciera para unos de sus amigos. Entonces trató de cobrarles un dólar cada uno. Yo le estaba preparando almuerzos saludables fabulosos y un día su maestra me preguntó cuando iba a preparar ese magnífico rosbif de nuevo. Él la había vendido su almuerzo a ella para que él pudiera comprar la pizza y además sacar un poco de beneficio. Entonces me di cuenta que mi bebé iba a estar muy bien. Yo creí que estaba mandando a mi pececito a nadar en el tanque con los tiburones, y aparentemente ha sucedido que él es el tiburón.

El noveno año era toda una sesión de IEP. Regresamos cada mes para pedir otra cosa más. Por ejemplo, la escritura de Sterling es afectado por su parálisis cerebral no grave. Teníamos que encontrar mejores correctivos y adaptaciones para ayudarle. Continuaron queriendo examinar su IQ y estaban ofendidos cuando yo les sugería distintos exámenes. DCPS creía que si le pudieran clasificar como atrasado mentalmente, no tendrían que darle todas las adaptaciones que yo estaba solicitando. No debiera significar. Les dije—Lo pueden clasificar come MR (Retrasado Mental) si quieren, pero de todos modos todavía van a tener que acomodar sus discapacidades de aprendizaje.

Después de un año yo paré de preocuparme sobre él tanto. Había muchos maestros y el decano de estudiantes que estaban cuidándose de él, asegurándose de que se estaba mezclando bien con los otros estudiantes. Pero más importantemente, él se despegó y estaba muy firme con sus maestros asegurando de que terminara todo su trabajo, solicitando tiempo extra y ayuda que necesitaba, e inmediatamente estaba haciendo muy bien académicamente. Para el final de su tercer año de secundaria averiguó que su posición no oficial en su clase era número cuatro. Él siempre estaba tratando de averiguar quienes era los números uno, dos, y tres para tratar de alcanzarlos. Bajó un poco, pero terminó siendo el número ocho y le habían admitido como miembro de la National Honor Society.

Eso resultó un poco difícil. Su nominación era controvertida. Había cierta resistencia que un estudiante de educación especial sea honrado es esa manera. Algunos de sus maestros que le habían nominado le dijeron—Sí, Sterling, están luchando en contra, pero estamos empujándolo.-- Eso era muy divertido. Simplemente mostró que estudiantes en educación especial y estudiantes con discapacidades todavía se ven como –inferior--. Yo creo que tal vez hubo haber sido la opinión que si un estudiante de educación especial pudiera ser miembro de la Nacional Honor Society, entonces tal vez era que el estándar no era suficientemente alto. Sus clases de matemáticas fueron enseñadas por un maestro que era certificado doblemente, así que aún cuando recibió A en álgebra I y II, geometría, y trigonometría, él no fue reconocido ni honrado cuando honraron a los estudiantes que salieron lo mejor en matemáticas. Yo le expliqué—Tu maestro fue considerado de distinta manera porque él enseña a estudiantes de educación especial. Cosas que hacen sus estudiantes como tú no serán reconocidos. — Le mantuvimos de buen humor y le dejamos saber que cosas similares le iban a ocurrir, y que no dejara que se preocupara. El departamento de estudios sociales sí lo honraron como uno de sus estudiantes sobresalientes. Su promedio en matemáticas era más alto, pero la cabeza de ese departamento no iba a permitir que le honraran. Cuando ella pidió que le quitaran de su clase de precálculo yo le dije—Usted tiene la oportunidad de enseñar a un niño con requisitos especiales que es dispuesto a ir hasta lo máximo con usted en esto. La próxima clase va a ser requerido a tomar cuatro clases de matemáticas. Están requiriendo que estos muchachos con discapacidades logren títulos, no solamente certificados. Así que va tener a estos muchachos en su clase. Usted está perdiendo su mejor oportunidad de aprender a trabajar con ellos. — Todavía creo que era su pérdida.

Considerando a la Universidad

Sterling siempre decía que iría a la universidad. Nunca se le ocurrió no ir. Así que yo comencé a buscar lo que había para él en vista de universidades. Él necesitaba un IEP durante todo su tiempo en la secundaria y aún necesitaba muchas adaptaciones y apoyo, y yo no anticipaba que eso cambiaría pronto. Tratando de encontrar un ambiente universitaria donde recibiría ese tipo de apoyo era difícil. El primero que encontré era Landmark, porque era una universidad de dos años especializada por muchachos con discapacidades severas de aprendizaje. Eso hizo que fuera cerca del final de su lista porque dijo—Ya acabé con educación especial. No quiero continuar participando en la educación especial.

Fue a investigar a varias universidades y escogió a Florida A & M. Después de varias llamadas telefónicas con la gente del Center for Disability Access and Resources (Centro por Acceso y Recursos de Discapacidad), decidimos dejar que se fuera. Él fue por un programa del verano y mantuvo su ética de trabajo, pero él creía que no estaba recibiendo el nivel de apoyo que de veras necesitaba. Por un error con la vivienda, al final no fue allá en el otoño y en vez de eso fue a Landmark en la primavera. La diferencia ha sido increíble. Absolutamente le fascina Landmark. Está usando la tecnología disponible y está ganando confianza. Si termina el programa y logra su título asociado (o sea título universitario de dos años), yo creo que podrá ir casi donde quiera. Allí le ayudan a encontrar el programa apropiado y hacer la transición. Su consejero nos llamó muy emocionado para hablar de que brillante lo encuentran. Ellos creen que él va a tener tanto éxito que va a conseguir su doctorado. Es una universidad que apoya ambos estudiantes y sus familias. Sinceramente lo recomiendo.

    Sterling comenta: -- La Rehabilitation Services Administration está pagando parte de mi educación. Landmark es una universidad de dos años muy buena, específicamente para gente con discapacidades. Yo lo recomiendo. Es muy pequeño, solamente hay 500 estudiantes. En las orientaciones universitarias es común decir— Mire a la izquierda y a la derecha. Uno de esas personas se irá al final del año. – En Landmark dijeron—Nosotros no pensamos así. Nosotros creemos que todos ustedes podrán tener éxito.-- Ellos aseguran que tenemos lo que necesitamos, como software Write:OutLoud que lee el texto en voz alta y Dragon NaturallySpeaking. Estoy pensando en especializar en antropología y quiero conseguir por lo menos maestría, tal vez un doctorado. Iré a la universidad cuanto sea necesario.

Lo que de veras me gustaría ver es que más de los maestros de secundaria vayan a una escuela como esa simplemente para ver las técnicas que usan en el aula, instrucción diferenciada, y los tipos de tecnología que usan. Si hiciéramos más de eso en el nivel de la secundaria, más de nuestros estudiantes serían capaces de ir a la universidad. Alguna gente dice que estoy muy enfocada en la transición a la universidad, pero el estudiante de educación especial común en el D.C. tiene una discapacidad de aprendizaje o una disfunción emocional; tienen la habilidad cognoscitiva necesaria.

Recursos y Apoyo

Uno puede encontrar mucha información en el Internet. Generalmente leyendo en línea me llevaría a una fuente impresa. El libro de Sally Shaywitz acerca de dislexia es uno bueno, y un profesor de la Universidad de Yale escribió otro. He tomado muchas notas y he tomado definiciones y maneras de explicar las cosas a Sterling a las sesiones IEP. He enloquecido a varias de esas personas.

Mi conferencia favorita fue probablemente la Internacional Dislexia Association (Asociación Internacional de Dislexia). Yo los he encontrado mucho más útil que la Learning Disabilities Association (Asociación de Discapacidades de Aprendizaje). Cada vez que están cerca yo trato de ir. Ellos tienen un día para padres y he hecho muchos contactos buenos allí. Lectura es otra cosa acerca de que he aprendido mucho. Lindamood-Bell es un programa que recomiendo mucho. En ese programa un verano, Sterling finalmente pudo empezar a leer. Yo los encontré por lectura e investigación.

¿Consejo para Padres, Maestros, y Muchachos?

Para padres, como dije antes, lo principal es conocer a su hijo. Yo sé que eso parece tonto, pero muchos padres no conocen a sus hijos. Y entonces uno trata de comprender la discapacidad y como afecta a su hijo. No entregue su hijo a los expertos—los abogados, los partidarios, los maestros. Hay que tomar la responsabilidad uno mismo y fiarse en sí. Muchos padres faltan confianza porque no tuvieron cierto tipo de educación. Ellos creen que no son capaces de comprender, pero sí lo son. Encuentre otros padres que pueden ser mentores, padres que han tenido éxito. Hay muchos que suelen ser dispuestos a ayudar.

Consejo de Sterling para padres de muchachos con discapacidades: Ayúdenlos, díganles que son inteligentes y que puedan lograr cualquier cosa. Hasta que sus hijos puedan leer, léanlos en voz alta y consiguen libros grabados así que puedan recibir una educación y cultura de todos modos. Soliciten ayuda del RSA para que puedan conseguir la tecnología disponible.

Para maestros, diría que reconociera el hecho que en algunos casos los padres son los especialistas y deberían de escucharlos bien. Es posible que no tengan un título de pedagogía, pero ellos tienen ese niño sólo, y probablemente lo conocen mejor que ustedes, así que deberían de ser respetuosos. Si ustedes tienen cierta información, compártelo con los padres, y sean dispuestos a escuchar cuando ellos tienen información para compartir con ustedes.

    Consejo de Sterling para maestros: --apelen a los ambiciones de los estudiantes, su avaricia para poder o ingresos. Díganles—Aprendizaje está en su lista de hoy por lograr sus objetivos.

Y para los muchachos, tomen responsabilidad de su educación. De vez en cuando fomentamos una dependencia en los estudiantes con necesidades especiales. Necesitan hacerse cargo de su educación y exigir de sus maestros lo que es posible que los maestros no quieran dar con gusto. Sterling fue una inspiración a muchos de sus maestros, a otros de los estudiantes, y en muchas maneras a nosotros.

    Consejo de Sterling a estudiantes: --Váyanse a clase. Asegúrense que el maestro le conoce y sepa cuando tengan problemas. Obliguen que presten atención a los problemas. Siguen con sus preguntas. Soliciten ayuda cada vez que lo puedas conseguir. No importa como consigue la ayuda con tal de que lo reciba.


Supported by a grant from The HSC Foundation. Developed and maintained by SchoolTalk, Inc. and Inclusion Research Institute in collaboration with DC Partners in Transition.
Copyright © 2010-2018 DC Partners in Transition. All rights reserved.   |   info@dctransition.org
Designed by skillsetonthenet.com   |   Engineered by chad-wick.com   |   Speech-enabled by Readspeaker