DC Transition .org
Pathways to the Future For Youth with Disabilities
Search
Resources by Topic Success Stories News & Events Get Involved Gallery Library

Listen to this page using ReadSpeaker

Success Stories >> El Cuento de Ahmad

Ahmad's Photo

Ahmad, que ahora tiene case treinta años, nació ciego. Es hábil en respeto a la tecnología computadora y ha sido empleado para ayudar a la gente a aprender a usar las computadoras, y también se ha alistado como voluntario, especialmente con screen-reading software (lectura de pantalla de software). Recientemente, ha estado trabajando con Inclusion Research y SchoolTalk para desarrollar este sitio de Internet. Él ha asistido a escuelas públicas y se ha graduado de la Universidad de Maryland—College Park en el año 2004.

Educación

¿Cuál es su filosofía de la vida?

Esto va a parecer genérico, pero no deje que su discapacidad le detenga. Realice lo que quiere realizar.

Ahmad asistió a escuelas públicas en Maryland. Él se matriculó en el programa convencional con varias adaptaciones para materiales escritos. --Yo era un estudiante bastante decente dados los obstáculos que tuve que vencer. Había unas veces en que no completí a mis lecturas a tiempo y tuve que depender en la ayuda de otros que me leyeran mi tarea y cosas similares. Yo aprendí braille y empecé a usar las computadoras con el software que lee pantallas a una edad muy joven. Todo fue ofrecido por el sistema escolar, que hizo que usara computadoras desde muy joven. Yo tuve que ser un poco más organizado con mi horario, y entregar todo mi trabajo a tiempo, y mis maestros por lo general me acomodaron. Hice bastante bien en las matemáticas, las ciencias, y la historia. Un año me ofrecí como voluntario en el programa del verano en el Columbia Lighthouse for the Blind (Farol Columbia para los Ciegos) como parte de mi servicio a la comunidad requerido para mi graduación. La mayoría era relacionado a tecnología, aclimatando a los muchachos a las computadoras y como funcionan.

Ahmad matriculó en la Universidad de Maryland—College Park a los dieciocho años y se graduó en cuatro años. Vivía en el recinto universitario por su primer año. Dice, --Yo creí que sería fácil organizar y manejar mi tiempo, pero sufrieron mis calificaciones porque me estaba divirtiendo más de lo que debiera. Para vivir en el recinto universitario uno tiene que afilar a sus capacidades de manejo del tiempo porque si no tendrá un conmoción no agradable. Después de eso vivía en casa durante el resto de mi tiempo en la universidad.

Ahmad comenzó con una especialidad en informática, pero lo encontró aburrido y pesada la programación. Él cambió a la justicia criminal y estaba considerando estudiar las leyes. Ahora dice, --Definitivamente quiero regresar a la universidad para conseguir mi maestría, y he estado considerando varias opciones como relaciones internacionales o tal vez ciencias políticas. Aún he considerado a biblioteconomía, que pienso yo se está evolucionando en ciencia de la informática. Yo conozco a mucha gente en College Park y estoy acostumbrado al área, pero no estoy rechazando a otras opciones.

Ahmad aconseja a estudiantes con discapacidades que comienzan el proceso de planear tan pronto posible. –Yo supe que quería continuar con mi educación, así que en el décimo o onceavo grado yo comencé a investigar diferentes universidades y buscando becas. Tuve un poco de ayuda y consejo de la persona que me ayudaba con recursos de visión, pero la mayoría era lo que yo estaba buscando independientemente. Yo encontré que hay montones de becas disponibles, y si va a ir a la universidad, de veras no hay excusa ninguna por no encontrar a nada. Hay becas para personas con discapacidades diferentes, de culturas diferentes, con antecedentes étnicos distintos. En realidad es casi infinito, y más o menos dinero gratis para quienquiera que lo reclame. La Internet es una manera magnífica de averiguar fuentes ofreciendo becas, y Servicios de Rehabilitación le ayudará.

Empleo

Ahmad tuvo cierta dificultad en encontrar empleo después de su graduación. Dice—Tengo un grado de motivación de mí mismo de mis padres siempre empujándome a tener tanto éxito como posible, poniéndome tanto presión como lo pusieron en los demás de sus hijos. Eso me pegó a mí. Trato de empujarme a mí mismo, pero a veces no suficientemente. Probablemente pude haberme sido empleado mas pronto si no hubiera sido tan perezoso como era en un punto. Definitivamente uno puede ser esclavo de la rutina, así que debe ser consciente de lo que quiere hacer y a donde va.

Conseguí un empleo con un contratista del gobierno que envía gente a entrenar a empleados federales en el uso de lectura de pantalla de software. La mayoría de ellos o son ciegos o están perdiendo su visión. La tecnología de veras iguala la situación para gente que tengan problemas de visión. Las posibilidades son casi infinitos acerca de lo que uno puede hacer que una computadora haga para personas que son parcialmente o totalmente ciegos. Es posible hacer que cualquier pedazo de texto sea disponible fácilmente.

--Estaba sin empleo por un rato y me ofrecí como voluntario en La Biblioteca Martin Luther King After School Teens Program (el programa para adolescentes después de la escuela). El propósito central originalmente era familiarizarlos con lo que hay disponible en la biblioteca; ahora el enfoque es más en la transición, lo que quieren hacer con su futuro. Hay muchachos escribiendo ensayos para conseguir becas para ayudarles con sus futuras venturas académicas o de empleo. Principalmente yo les ayudé con lo relacionado a la tecnología, como por ejemplo, ayudando a alguien a establecer un cuento de vendedor en eBay. Entonces esta oportunidad surgió para trabajar con Inclusion Research y SchoolTalk para desarrollar este sitio de Internet, así que he estado haciendo eso por unos meses pasados. Me gustaría seguir siendo empleado. Es agradable ganar dinero, y definitivamente he ganado mucho más que eso participando en esta experiencia. Uno debe ejercer cuanto pueda de cualquier opción que tenga porque uno nunca sabe donde va a caer. El mercado es definitivamente muy difícil, y uno tiene que tener paciencia.

Legal/Promoción

Ahmad consiguió sus acomodaciones en la escuela por el Maryland Department of Rehabilitation Services (Departamento de Servicios de Rehabilitación de Maryland). Ellos pagaron por una computadora, algo de software, y parte del precio de la instrucción universitaria. Ahmad dice—Uno tiene que ser partidario de sí mismo, y le ayudarán cuanto posible. Uno no debe ser abrasivo. Sino que debe tratar de ser muy claro cuando le tratan de una manera que piense que no sea adecuado. Esto todavía se me ocurre a mí. Diremos que estoy en un banco y alguien está conmigo. Yo digo—Yo quiero cambiar este cheque,-- y ellos se dirigen a la persona con quien estoy. Yo tengo que decirles—Ésta es mi cuenta. Yo estoy aquí y soy completamente capaz de comunicarme con ustedes. —A veces se ofenden un poco, pero al mismo tiempo espero que aprendan algo y que no lo hagan otra vez. También, cuando pido direcciones, a veces la gente me toma del brazo y tratan de guiarme sin preguntar si preferiría eso o andar por mí mismo después de escuchar las direcciones. Simplemente les tengo que decir—Solamente necesito un poco de dirección y estaré muy bien.

Para los padres, Ahmad dice que la cosa más importante es de tratar a un niño con discapacidades de manera similar a como uno trataría a cualquier otro niño:--Gracias a Dios yo fui dado ese tipo de tratamiento, y nunca me hicieron sentirme inferior por nadie de mi familia. Yo sé que no es el caso con mucha gente, pero debería de asegurar que su hijo sepa que puede hacer cualquier cosa que le dé la gana, esencialmente, No les detengan. En la escuela, aseguren que sean partidarios de sus hijos por todas sus adaptaciones. También hay bastantes de grupos de apoyo para padres de personas con discapacidades que pueden ayudar también. Mis padres definitivamente estaban muy conscientes cuando se trataba de la escuela, y aseguraron que yo tenía todo lo que necesitaba para tener éxito.

Transportación

Ahmad dice que hay muchas opciones. –Yendo de aquí para allá no era un problema; soy bastante móvil. Hay MetroAccess, y uso el metro sistema de rieles y camiones (autobuses) cuando quiero ir a otra ciudad. Es todo más o menos fácil ya que uno se aclimate al sistema total. Con MetroAccess, los viajes tienen que ser planeados con anticipación, que es una inconveniencia pequeña. Las taxis cuestan más, pero son un poco más convenientes. Manejo del tiempo es un asunto grande para mí, y pienso yo para mucha gente que tengan discapacidades. Definitivamente uno tiene que ser más organizado que la persona común y corriente.

Desarrollo Social

Ahmad es el hijo mayor, con dos hermanos y dos hermanas. Dice que adaptando a la escuela era muy difícil al principio. –Por lo general fue que yo no era suficientemente expansivo, creo yo. Yo era principalmente la única persona con discapacidades en mi grado o en mi clase mientras estaba en la escuela. Yo no he tenido muchos encuentros con los que son ciegos o que sean afectados visualmente a menos que sea el evento social ocasional organizado por la Nacional Federation of the Blind (Federación Nacional de los Ciegos) u otra organización similar. Pero siendo en el ambiente de la escuela pública antes de matricular en la escuela secundaria me relajó un poco más. Eso era simplemente una situación social regular y común. Tuve un grupo de cuates con quien circulaba.

La vida social de Ahmad consiste generalmente en ir a conciertos con sus amigos. Hace un par de años en una rifa anual de caridad el ganó dos boletos para cada presentación en un club de conciertos en Washington, D.C. para todo un año.


Supported by a grant from The HSC Foundation. Developed and maintained by SchoolTalk, Inc. and Inclusion Research Institute in collaboration with DC Partners in Transition.
Copyright © 2010-2018 DC Partners in Transition. All rights reserved.   |   info@dctransition.org
Designed by skillsetonthenet.com   |   Engineered by chad-wick.com   |   Speech-enabled by Readspeaker